¿Qué es la energía eólica y cómo funciona?

Es la energía generada por el viento. Consiste en convertir la potencia de las aspas de un aerogenerador, impulsadas solo por el viento, en energía eléctrica.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La energía eólica es una de las energías alternativas obtenida del viento y actualmente es la más eficiente de todas las energías renovables. Consiste en convertir la potencia que produce el movimiento de las aspas de un aerogenerador, impulsadas solo por el viento, en energía eléctrica.

Entre las ventajas están que es una energía no contaminante, inagotable y que reduce el uso de combustibles fósiles causantes del efecto invernadero. Además, es autóctona, contribuye a reducir las importaciones energéticas y contribuye a promover el empleo y a mejorar la economía local.

Otra de las ventajas de este tipo de energía es que fomenta el desarrollo sostenible. No emite sustancias tóxicas ni contaminantes al aire ni genera residuos contaminantes que se viertan en el agua.

México, potencia en generación de ener

Las energías renovables son aquellas cuya obtención proviene fuentes naturales y limpias que son consideradas virtualmente inagotables. Esto porque son capaces de regenerarse por medios naturales o por la inmensa cantidad de energía que contienen.

Este tipo de energías, a diferencia de los combustibles fósiles, no produce gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, ni emisiones contaminantes. Por si fuera poco, el costo de producción de las energías limpias tiende a la baja de forma sostenida.

Entre los ejemplos de energías renovables están:

  • Eólica (viento)
  • Geotérmica (calor de la tierra)
  • Hidroeléctrica (caídas de agua y las corrientes fluviales)
  • Mareomotriz (mareas)
  • Solar (luz del sol)
  • Undimotriz (olas)
  • Biomasa (combustión de materia orgánica)
  • Biocarburantes (combustibles derivados de fuentes biológicas).

Energía eólica en México 

México es uno de los países con mayor potencial para la generación de energía eléctrica a partir del viento. Los estados de Oaxaca, Yucatán y Tamaulipas han registrado velocidades de vientos mayores a los ocho metros por segundo (8 m/s). Es decir 28.8 km/h, una velocidad óptima si consideramos que el metro en la Ciudad de México mantiene una aceleración promedio de 40 km/h.

Estudios han estimado un potencial eólico alrededor de 70 mil megawatts (MW) en México. La misma cantidad de energía que se produce en nuestro país actualmente por todos los métodos disponibles. 

Según el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), hasta el 2017, la capacidad instalada para la generación de electricidad es de 75 mil 685 MW. El 70.5% corresponden a centrales eléctricas convencionales y 29.5% a plantas eléctricas con tecnologías limpias.

En México hay 45 plantas eólicas en función, cuya capacidad instalada alcanza los 4 mil 199 MW. La mayor concentración de este tipo de centrales se localiza en el estado de Oaxaca. Representan el 56% de la capacidad instalada y el 61% de la generación anual mediante esta tecnología.

Se estima que cada hogar en nuestro país consume aproximadamente 4 mil kilowatts por hora al año (KWh), es decir, que actualmente la energía generada por el viento alimenta de luz a casi 4 millones 200 mil hogares mexicanos anualmente.

Asociación Mexicana de Energía Eólica

En 2005 se creó la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMEE) para promover la generación y desarrollo de la energía eólica en México. Este organismo representa a las empresas desarrolladoras de proyectos eólicos ante las autoridades gubernamentales, sectores económicos y la sociedad en general.

La industria eólica mexicana enfrenta el gran reto de su consolidación y crecimiento. Brinda oportunidades para la inversión nacional y extranjera. Además, crea cadenas de valor para la manufactura y proveeduría de bienes y servicios, con sólidas proyecciones hacia el futuro.

La energía eólica, necesaria

Por su parte, Enrique Ochoa Reza, secretario de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, considera que la producción de energías limpias, principalmente la eólica, son necesarias para el país.

Ochoa Reza coindice con que México es  uno de los países con mayor potencial para la producción de energía renovable y limpia en el mundo. Es necesario estimular la inversión productiva que permita el aprovechamiento al máximo del potencial eólico del país. Esto impulsaría la dinámica económica y el bienestar social, además de proteger nuestro hábitat con miras a la transición energética mundial.